¿EMPRENDER TE HARÁ FELIZ?



Tres de cada diez trabajadores encuestados por Adecco creen que serían más felices si emprendiesen su propio negocio pues podrían organizar su tiempo y dedicarse a una profesión que les gustase. Sin embargo, un 40% cree lo contrario ya que el emprendimiento conlleva demasiadas obligaciones y responsabilidades. El resto no sabe si sería más o menos feliz que ahora. Cuando se les formula la misma pregunta a los desempleados, las opiniones están más igualadas pues el 38% cree que emprendiendo sería más feliz, un 37% piensa que no sería así por las responsabilidades que implica y el otro 25% está indeciso.


Sabemos que la pandemia que trajo consigo el COVID-19 ocasionó una crisis económica que provocó que muchas empresas se vieran en la necesidad de disminuir su capital humano, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo en el 2020 el COVID-19 destruyó más de 255 millones empleos a nivel mundial.


Al existir desempleo resulta conveniente encarar un emprendimiento, realizar actividades independientes que generen algún tipo de remuneración ya que ha bajado el nivel de oportunidad de estar empleado en alguna empresa, y ante esta problemática el emprendimiento toma mayor relevancia resultando como una oportunidad y necesidad al desempleo.


“Emprender es perseguir la oportunidad más allá de los recursos que se controlen en la actualidad” (Stevenson 1983)


Ahora bien, ¿Qué se necesita para ser un emprendedor?

  • Una actitud y mentalidad positiva ante las adversidades

  • Observar su entorno para descubrir las oportunidades que están ocultas en él

  • Crear la estructura necesaria para emprender su proyecto

  • Contar con la iniciativa y capacidad de crear, producir e implementar sus ideas

  • Asumir riesgos y enfrentar dificultades

  • Compromiso consigo mismo y con los demás

  • Constancia, perseverancia y fé

  • Motivación, sacrificio y empuje por cumplir los sueños.

  • Coraje físico y un gran entusiasmo para toda clase de ideas

  • Conocimiento en los temas que se van a desarrollar en los proyectos o actividades

  • Capacidad de mando

  • Visión de nuevas oportunidades

  • Ambición por el desarrollo

  • Pasión por su proyecto

  • Capacidad de autocrítica

  • Valorar tu trabajo

  • Inteligencia y capacidad de análisis

El Reporte Global de Emprendimiento AGER 2020, arrojó que el 64% de los encuestados considera que obtener el capital necesario para invertir es uno de los 3 retos más importantes al querer emprender, seguido de recuperar mi inversión en un plazo razonable (43%) y manejar un equilibrio entre trabajo/vida (32%).


Debemos recordar que el emprendimiento es para todos pero no todos somos para el emprendimiento, a muchas personas no les gusta ser quienes tomen las decisiones, o no les gusta trabajar solos en un proyecto, se sienten más cómodos si alguien les dicen qué deben hacer, o simplemente se sienten tan agusto en sus empleos que no ven como una necesidad o un sueño emprender. Sin embargo hay personas que no soportan estar bajo el mando de alguien más, personas que tienen la creatividad y la capacidad analítica para crear ideas innovadoras, desarrollarlas y dejar huella en este mundo.


Antes de comenzar tu emprendimiento toma en cuenta tus fortalezas y debilidades. Es muy importante que seas súper honesto contigo mismo, analiza si estás dispuesto a hacer enormes esfuerzos y sacrificios hasta lograr tus objetivos, ya que el emprender te pondrá en situaciones difíciles que debes afrontar y no declinar en el camino hacia el éxito.


El Informe Infoempleo Adecco 2016 revelaba que el 60,3% de los profesionales autónomos de nuestro país se sienten más feliz desde que trabajaban de forma independiente.


Recientemente, en la revista Forbes, Geri Stengle escribió un artículo titulado "11 razones por las que el emprendimiento es un camino de rosas para las mujeres", en el cual afirma: "Las mujeres emprendedoras americanas se encuentran entre las personas más felices del mundo. Sus niveles de felicidad se disparan a medida que crecen sus negocios, según el informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) de 2013.


El 82% de los emprendedores de México aseguraron sentirse más felices y plenos desde que incursionaron en el ecosistema, de acuerdo a la Encuesta Global de Emprendimiento 2019, elaborada por la plataforma GoDaddy.


Si después de todo, estás convencido de emprender y dirigir tu vida hacia ese camino te comparto los siguientes tips:

  • Define tus ideas; lo que te motiva, qué es eso que te apasiona y disfrutarás hacer.

  • Delimita tu cliente potencial; una investigación de mercado te puede ayudar.

  • Genera una propuesta de valor, aquello que ofreces a tu cliente que se adapta a sus necesidades al mismo tiempo que crea fidelidad a tu producto o servicio.

  • Planifica y organiza tus recursos; mantén un colchón de liquidez de mínimo 12 meses.

  • Elabora un plan de negocios; describe tu empresa, filosofía, objetivos, estrategias, inversión, etc.

  • Conoce a tus clientes y proveedores, costos, tiempos de ejecución, esto te permitirá ser más productivo.

  • No te estanques, siempre busca metas más grandes, pero que sean reales y objetivas.

  • Organízate, ejecuta un plan estratégico que te permita visualizar cada acción y propón tiempos y resultados esperados.

  • Establece tus horarios, esto te permitirá no descuidar ni el ámbito personal ni el profesional.

  • Difunde, teniendo en cuenta que el 77.2% de la población mexicana cuenta con redes sociales, la oportunidad de llegar a tus clientes es mayor si utilizas todos los medios posibles.


El compromiso de los emprendedores debería ser el estar más cerca de sus clientes para comprender mejor sus necesidades, proporcionar las herramientas, productos y/o servicios y generar esa lealtad hacia su marca.


Teniendo una actitud y mentalidad positiva, en la crisis económica surgen las mejores oportunidades para emprender, por el resguardo al exterior que ha provocado el COVID -19, ahora puedes contar con cierto tiempo para dedicarle a ese plan de negocios que te ha pasado por la mente.


Actualmente gran parte de la población se encuentra en sus hogares navegando por internet, haciendo home office, comprando en línea sus necesidades básicas, etcétera; esta población ahora la puedes convertir en clientes potenciales.


Los emprendedores encaminados a negocios vía internet tienen la oportunidad de contar con una base de clientes potenciales resguardados en sus hogares y con tiempo para buscar y comparar productos y servicios online. Los negocios online proporcionan costos bajos, te darás cuenta que tu inversión más fuerte será la inicial encaminada al diseño de una plataforma web, materia prima, internet y telefonía; en cambio, los gastos fijos tradicionales como la publicidad, se ven reducidos, la publicidad online como Adwords o Facebook Ads, no tiene un valor muy elevado.


Así que si tu corazón y tu mente te gritan con gran emoción que emprendas, anímate, arriésgate, prepárate y aprende lo más que puedas para iniciar un nuevo camino. Y si aun así, emprendiste y no funcionó, no te sientas menos porque tu camino puede estar en otro lado. ¡Recuerda que tú tienes el poder para alcanzar tus sueños y de ser feliz! Nadie más que tú puede decidir el camino que debes elegir para encontrar tu paz, equilibrio emocional y felicidad.


“El trabajo va a ocupar gran parte de tu vida. La única forma de estar realmente satisfecho es hacer aquello que crees que es un buen trabajo, y la única forma de hacer un gran trabajo es amar aquello que haces” (Steve Jobs, Apple).


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo